Quiénes Somos


Más de 400 años en el mundo haciendo historia

La tradición pedagógica de los Colegios de la Compañía de María tiene una historia secular basada en la experiencia de Santa Juana de Lestonnac, mujer que nace en 1556 en Burdeos – Francia. Ella inspira el Proyecto de Formación Integral que nos da nuestra identidad.

  • Presente en 4 continentes: Europa, América, África y Asia • 29 Países
  • Primer Colegio para mujeres en Francia, España, México, Argentina y Colombia.


Más de 120 años en Medellín colaborando en la construcción de un mundo más humano

  • Primer Colegio de la ciudad en recibir el ¨Premio Medellín la más Educada¨ como Mejor Institución Educativa Privada, otorgado por la Alcaldía de Medellín

 

Misión

Ofrecer una educación humanista cristiana que desde el diálogo fe-justicia, fe-ciencia y tecnología, incida en la formación integral de las personas, en la valoración de la misión de la mujer en la sociedad y en la construcción de un mundo más humano y fraterno.

 

Visión

El Colegio, inspirado en el Carisma de Santa Juana de Lestonnac, se identificará por la vivencia de los valores del Evangelio, la excelencia educativa, la calidad en la gestión, la apertura al mundo plural y diverso, el compromiso social y el cuidado del planeta.

 

Política de Calidad

El Colegio tiene el compromiso de ofrecer un servicio educativo que sea “cada vez mejor”, según el legado humanista cristiano de Santa Juana de Lestonnac.

En su quehacer cotidiano da primacía:

  • A la formación integral de la persona para que potencie sus capacidades, descubra su vocación y profesión y encuentre sentido a su vida desde el servicio a los más vulnerables de la sociedad.
  • A la formación del pensamiento crítico que posibilite la apropiación del conocimiento y capacite para la asimilación y construcción de nuevos saberes según los avances de la ciencia y la tecnología.
  • A una educación personalizada y contextualizada que ayude a configurar una identidad cosmopolita global que prepare para el ejercicio de la ciudadanía y el compromiso con las grandes causas de la humanidad y del planeta.
  • A unas relaciones cercanas, respetuosas y sinceras entre todos los miembros de la comunidad educativa que propicie un clima de confianza, libertad y responsabilidad en búsqueda del bien común.
  • Al desarrollo de la dimensión espiritual constitutiva del ser humano y a la educación en la fe católica que presenta a Jesús de Nazareth como “camino, verdad y vida” y a María Nuestra Señora como modelo de plenitud y realización de la persona, desde el respeto a otras creencias y religiones.